Alguna de las obras disponibles del artista:

Joel Grossman

Una de las concepciones culturales mas usadas para definir la visibilidad del mundo, tiene que ver con la ilusión óptica -característica de la percepción humana- que suele ser confundida con la realidad objetiva; al punto que las categorías pictóricas que han hecho uso de las diversas técnicas que capturan la ilusión visual, se han denominado genéricamente “realismo”. Lo inquietante de la pintura ilusionista –como debería llamarse en verdad al realismo- es que la perspectiva geometral que le ha servido en gran medida de base, se fundamenta en la cámara oscura que es el componente físico de la experiencia fotográfica. Si bien es cierto que el procedimiento químico para fijar la imagen fotográfica emergió en el siglo XIX su contraparte física existe desde el renacimiento, en donde sustentó la concepción humanista del espacio en la que se basa la perspectiva. Por eso por paradójico o anacrónico que parezca, la fotografía –conceptualmente hablando- es anterior a la pintura en perspectiva. Un importante segmento del trabajo pictórico de Joel Grossman consiste en pinturas, de carácter ilusionista, que se han basado en fotografías y que además han sido realizadas a partir de una transferencia en donde intervino una cámara lúcida, sucedáneo actual de la cámara oscura. Sus imágenes parecen provenir de hechos de los cuales ha sido espectador, que a través del ejercicio pictórico parecen inscribirse en nuevas coordenadas dentro de la memoria evanescente de la realidad que parece haber constituido su huella fotográfica. En sus imágenes la presencia de la línea de contorno es dominante, al punto que el color se sitúa dentro de ella, aunque no siempre de manera obediente. Hay un grupo de obras en donde el color ha marcado una pauta independiente de las configuraciones descriptivas que se le puedan superponer, dando a entender que el contorno y el espacio son rastros independiente de una misma experiencia. Los encuadres de las imágenes a veces insisten en el juego de proyección del espacio, característico de la perspectiva, pero en otros casos simplemente se acomodan a la lógica superficial y frontal del soporte empleado. Cuando la frontalidad domina el encuadre de obras que muestran grupos, estas parecen extrañamente abstractas, aun cuando hayan surgido de fotografías. En ese sentido dejan ver como antes de la percepción de la realidad hay un esquema cultural, que a manera de convención, sirve para situar socialmente la experiencia subjetiva. La fotografía de base ya estaba apoyada sobre tales convenciones. En otro conjunto de piezas, más próximas a la idea del dibujo, la experiencia de la línea sinuosa emerge de un espacio monocromático, que recuerda la planimetría del cuadro como hecho empírico. En ellas se vuelve a reconocer como la identificación de una imagen dentro de una obra es tanto el efecto de lo que se ve en ella como de lo que se proyecta desde el cuerpo del espectador. Por: Jaime Cerón Para Artnexus, 2009

La exposición que tenemos de ARTE ALTO está ubicada en el barrio San Felipe.

Cra 22 # 74 - 30

Barrio San Felipe, La Antena

Cel: (57) 312 778 4206

       (57) 312 778 4222

Bogotá, Colombia 

ARTE ALTO

Sede Principal

Cra 42 # 3 sur - 81

Ed. Milla de Oro, Local 306

Tel: (57 4) 322 4384

Cel: (57) 312 778 4206

       (57) 312 778 4222

Medellín, Colombia 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon